martes, 20 de enero de 2009

Mortandad de vacas en pastoreo de sorgos



Durante los primeros días de enero, ocurrió una importante mortandad de vacas en un tradicional tambo del Partido de Olavarría y en algunos campos de Coronel Pringles

En dicha zona y común a una amplia región, está ocurriendo un prolongado período de déficit hídrico, que ha comprometido la productividad de los distintos recursos forrajeros utilizados en la alimentación de los rodeos de carne y leche. Esta sequía además, ha potenciado la toxicidad de distintos tipos genéticos de sorgos. Por un lado, hay elevadas concentraciones de ácido cianhídrico en el forraje verde de sorgo incluso con alturas de planta superiores a los 40-50 cm y con 7-8 hojas desarrolladas. Estos altos niveles de cianhídrico se encontraron tanto en sorgos de tipo forrajero como silero, y en plantas pastoreadas y rebrotadas como en plantas aún no pastoreadas o cortadas.

Por otra parte se encontraron también, en los análisis realizados en la EEA INTA Balcarce, muy elevadas cantidades de nitratos en planta, los cuales son altamente tóxicos para los vacunos y cuya signología es similar a la ocasionada por ácido cianhídrico. En ambos casos, se caracteriza por dificultad respiratoria, aumento de la frecuencia respiratoria, babeo, ataxia, temblores musculares, convulsiones y muerte.
La escasez de precipitaciones es un factor determinante para que haya niveles de nitratos en la planta superiores a los normales.

Ambos compuestos, ácido cianhídrico y nitratos, fueron encontrados en grandes cantidades en las muestras de sorgos forrajeros y sileros analizadas, por lo que es probable que la toxicidad de los sorgos se haya potenciado provocando un altísimo porcentaje de mortandad en el rodeo de vacas que se encontraba pastoreándolos. Cabe destacar que en el caso de los nitratos, es esperable que se encuentren elevadas sus concentraciones también en otros cultivos que pueden ser pastoreados ante éstas circunstancias (maíz, etc.).

Algunas recomendaciones

Ante la necesidad de consumir los sorgos, uno de los pocos recursos verdes con que cuentan los establecimientos, se sugiere:

1. No ingresar a pastorear animales “hambreados”.

2. Las especies que puedan acumular nitratos, dejarían de ser tóxicas, una vez que hayan transcurrido 7 a 10 días después de una precipitación, ya que el aporte hídrico permite la utilización de los nitratos por parte de la planta.

3. Si estos forrajes son consumidos en forma no muy intensiva (baja carga instantánea) es probable que la toxicidad sea menor, ya que elegirían las hojas, y los nitratos se acumulan mayoritariamente en el tallo de las mismas.

4. Ante el comienzo de pastoreo de un nuevo potrero con estas especies, se sugiere el ingreso de algunos animales para evaluar su comportamiento luego de unas horas de pastoreo, ya que la presentación de toxicidad de éste tipo suele manifestarse rápidamente.

5. No hay tratamiento preventivo para aplicar en los animales que vayan a consumir éstas especies. Una vez afectados se recomienda el empleo de azul de metileno endovenoso para animales intoxicados con nitratos.

6. Según los resultados obtenidos por el momento, no habría diferencia en la acumulación de nitratos y ácido cianhídrico entre las diferentes variedades de sorgo (silero, forrajero).

7. Las muestras de forraje para determinar contenido de ácido cianhídrico, deben tardar no más de 3-4 horas desde que fue cortado el forraje hasta llegar al laboratorio. Pasado este período, el cianhídrico se volatiliza y no es detectado en los análisis.

8. Las muestras para determinar nitratos en planta pueden tardar más tiempo entre corte y análisis de laboratorio.


Trabajo realizado por Servicio de Diagnóstico Especializado INTA Balcarce y Oficina INTA Olavarría.

3 comentarios:

  1. Esperemos que llueva pronto. Gracias por la info. Lucas

    ResponderEliminar